sábado, 28 de junio de 2014

Cerrado por vacaciones

Cómo todos los últimos viernes de mes ayer tuvo lugar el Café Literario del mes de junio. En esta ocasión dos motivos lo hicieron diferente, el primero es que Fernando López Guisado, conductor habitual del bloque TertuliArte no puedo acompañarnos por motivos personales y ocupó su lugar nuestra compañera de Letras Vivas Elena Muñoz.
Los invitados a la tertulia en esta ocasión fueron Fernando Podadera, escritor y docente, y Emilio González, escritor y psicólogo aunque como bien nos aclaró Elena Muñoz, su participación se basaba más en su faceta de psicólogo.
⪡Estrellas en el cielo. Estrellas en el suelo⪢ con este título dio lugar el animado debate que giró en torno a la suerte, al triunfo y la fama. Quedó claro que aunque muchos la persiguen (nos referimos a la fama) una vez conseguida descubren que no es lo que pensaban, dando lugar a eso que denominamos El fracaso del éxito en el cual uno puede sentirse un fracasado a pesar de haber conseguido el triunfo.
Fernando Podadera nos habló del protagonista de su novela Baúl de serpientes, en la que el protagonista, un escritor de éxito se siente un fracasado, es por eso que inicia una huída/búsqueda de la que queda constancia en la siguiente frase: Se que me voy a ir de esta ciudad pronto porque aquí no se me ha perdido  nada, por eso no lo he encontrado.
⪡Las personas confunden la fama y el triunfo con el dinero⪢ concluyó Fernando Podadera.
Emilio González por su parte nos habló de aprender del fracaso para no seguir avocados a él; que siempre hay margen para que se pueda hacer algo y cambiar una situación, incluso en las mayores desgracias. Y nos habló del sistema educativo ⪡Los padres tienen que ser los primeros maestros, no los maestros los segundos padres. Todo en esta vida cuesta algo, unas veces mucho, otras veces poco, pero siempre cuesta⪢
Emilio González, Elena Muñoz y Fernando Podadera

Manuel Manero fue el invitado de la sección ApasionArte. Manero vino a hablarnos de las estrellas, una pasión que descubrió cuando tenía siete u ocho años mirando el cielo de Fuente Vaqueros (Granada).
Nos explicó de que están formadas las estrellas y el porqué de su brillo, nos contó que todo gira en el universo porque si algo se para cae. Nos habló de las galaxias, que en contra de lo que se cree no son esferas, con platos y que la nuestra se encuentra dentro de un cúmulo de galaxias. Situó la Tierra a un tercio del centro de la Vía Láctea y sorprendió escuchar que cuando se acaba el universo no hay nada, no existe ni el espacio ni el tiempo.
A la pregunta por parte de Elena Muñoz de que es una Enana Marrón, Manero nos explicó que es una estrella que no es estrella, o mejor dicho, un proyecto de estrella, como ejemplo Júpiter al que los astrónomos consideran la Enana Marrón más que pequeña.
Manuel Manero, astrónomo aficionado casi profesional
Antonio Daganzo fue el encargado de cerrar este Café Literario dentro del bloque PromocionArte que nos habló del compositor burgalés Antonio José al que se considera uno de los valores periféricos de la llamada Generación de la República. Nos desgranó parte de su biografía, de familia modesta llegó a Madrid por una beca y gracias a ellas pudo viajar también a París. Fue profesor de música de 1925 a 1929, es en ese año cuando asume la dirección del Orfeón Burgalés, recibiendo en 1932 el Premio Nacional de Música. Desde 1926 hasta 1936 trabajó en su primera y única ópera ⪡El mozo de mulas⪢, ópera que no pudo terminar al ser fusilado la noche del 8 al 9 de octubre del 36 en el monte de Estépar. Si disfrutamos de su obra es gracias a su familia que la escondió bajo tierra hasta la llegada de la democracia.
Varios fragmentos de sus piezas entre ellos el preludio de ⪡El mozo de mulas⪢ y la frase de Ravel en referencia a este gran compositor por muchos olvidado Antonio José es el gran músico español del siglo XX posterior a falla pusieron punto y final a la intervención de Antonio Daganzo que en su último ensayo Clásicos a contratiempo, nos invita e incita a conocer la vida y obra de más de una treintena de compositores que han alcanzado por méritos propios el estrellato.
Antonio Daganzo. En la pantalla la imagen de Antonio José

No quiero finalizar esta no tan breve reseña sin reproducir las palabras con las que Elena Muñoz, conductora del acto dio por finalizado el Café Literario de este mes y de esta temporada: La cultura no solo necesita apoyo económico, también necesita el apoyo de las personas.
NOS VEMOS EL CURSO QUE VIENE, QUE PASEN UNAS FELICES VACACIONES.




No hay comentarios:

Publicar un comentario