martes, 7 de julio de 2015

¿Literatura o Spam?

Que las redes sociales son un intrumento para la promoción de la obra literaria es indiscutible. Incluso alguna de la herramientas se ha convertido en si misma en soporte y casi en "género" literario como es el caso del blog.

Los escritores han visto como a través de estos medios, de estos canales se facilita que sus poemas, sus microrrelatos o las reseñas de sus obras lleguen a los lectores de una manera más fácil y rápida.

No obstante todo tiene sus pros y sus contras, y si no se saben manejar con tiento y cuidado estos medios pueden volverse en nuestra contra.

Pongamos por caso dos ejemplos. Uno es de etiquetar en un post, valga un poema, a toda nuestra lista de contactos. No, eso no está bien. El muro de una red social, por ejemplo Facebook, es  tan privado como puede ser el salón de un domicilio, y ,seguro, que a nadie se le ocurre, sin permiso del dueño, llenarlo con escritos ofotos, para que puedan ser vistos por sus amigos.

El segundo ejemplo es "cascar"  a pelo en un comentario a un post ajeno un enlace a un blog, a una web propia , con la intención de que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, se cuele alguno que visita a otro en lo que nosotros queremos promocionar.

Bajo nuestro punto de vista, aunque no sea con mala intención, estamos promoviendo un spam puro y duro con las acciones anteriormente descritas, convirtiéndonos en rémoras, sí, en esos pequeños peces que se adhieren a los tiburones para que las lleven de un lado a otro.

Seamos educados. Si alguien considera interesante nuestro escrito lo compartirá y si no lo hace está en su derecho. Para gustos los colores. Pero forzar la visita a base de etiquetar sin permiso- en las fotos puede causar problemas incluso de derechos de imagen-, o de colgar enlaces en post ajenos no está bien, no. Nos arriesgamos a que el tiro nos salga por la culata y quien hasta ese momento era amable con nosotros determine bloquearnos.

Existen grupos, o si no los creamos nosotros, en donde nuestra obra lucirá sin chirriar a nadie y podrá ser valorada en su justa medida. Cada cosa en su sitio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario