Rosas para la memoria

Hoy 5 de agosto se cumplen ochenta años de unos de los episodios más dramáticos recuperados por la memoria histórica. Se trata de la ejecución de trece mujeres conocidas como las Trece rosas en manos del régimen franquista.

Todas las muertes injustas tienen su recuerdo, pero este quizá conlleva el añadido de que eran muy jóvenes, sus edades oscilaban entre los 19 y los 29 años, y porque la Guerra civil ya había terminado, y su muerte no fue más que una cruel venganza. Junto con ellas fueron también fusilados cincuenta hombres, entre elos un niño de catorce años. La causa la muerte en atentado del comandante Gabaldón cerca de Talavera de la Reina.

Carmen Barrero Aguado, Martina Barroso García, Blanca Brisac Vázquez, Pilar Bueno Ibáñez, Julia Conesa Conesa, Adelina García Casillas, Elena Gil Olaya, Virtudes González García, Ana López Gallego, Joaquina López Laffite, Dionisia Manzanero Salas, Victoria Muñoz García y Luisa Rodríguez de la Fuente son los nombres de esas mujeres que tiñeron de sangre y para siempre la memoria de aquellos que  lucharon por la libertad y cayeron por ella. Nueve de las jóvenes fusiladas eran en el momento de su muerte menores ya que la mayoría de edad  entonces estaba establecida en 21 años.

Los fusilamientos saltaron más tarde a la prensa internacional cuando se conoció que entre los primeros 63 ejecutados se encontraban trece mujeres jóvenes. Una hija de Madame Curie promovió una campaña de protesta en París por las «las trece rosas» que tuvo un gran impacto en Francia, a pesar de lo cual el régimen franquista no detuvo su espiral represiva —se estima que la mayoría de las 364 personas que fueron detenidas por el atentado contra el comandante Gabaldón fueron fusiladas.
Trece mujeres que representan aquello que ahora no se quiere recordar por parte de quienes vuelven a defender los principios de aquel régimen atroz, pero como dice el lema acuñado en su memoria: "que su nombre no se borre de la Historia".

E.M.E

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer un cuadro: Las Hilanderas de Velázquez

LEER UN CUADRO: Niños comiendo uvas y melón, de Bartolomé Esteban Murillo.

Leer un cuadro: El aquelarre de Francisco de Goya.